Noticias

Observatorio Conducir a los 70 y a los 80
30
Jun

“En busca de conductores formados y capacitados a partir de los 70 años”

En la foto: Panel de expertos y colaboradores del Observatorio “Conducir a los 70 y a los 80 años” celebrado en la Fundación Abertis.

Por Aquilino Molinero, Ingeniero Industrial y miembro del comité de expertos de Ponle Freno.

Con el propósito de seguir apostando por mejorar la seguridad vial y la movilidad de todos los usuarios, la Fundación Abertis acogió este pasado Miércoles en su sede de Madrid una nueva Jornada dentro del ciclo de “Observatorios Seguridad Vial” que lleva realizando en colaboración con Prisma Publicaciones. En este caso, la Jornada se centró en la “Conducción a los 70 y a los 80 años”, una temática importante pero que a la vez puede considerarse como olvidada. El evento sirvió como punto de encuentro de representantes institucionales, profesionales y expertos en seguridad vial para poder debatir sobre la conducción de este colectivo.

El programa comenzó con la inauguración por parte del Director de la Fundación Abertis, Sergi Loughney, quien señaló la importancia de poder conocer el pasado, presente y futuro de este tipo de usuarios, y recordó el compromiso que su entidad mantiene con la Seguridad Vial al desarrollar numerosas iniciativas de educación vial entre grupos de población especialmente sensibles para el tráfico, como los más pequeños, los jóvenes y obviamente los mayores de 65 años.

Presentación de la Jornada por parte de Sergi Loughney (izquierda), Director de Relaciones Institucionales y RSC de Abertis y Director de la Fundación Abertis.

Siendo dos las mesas que componían esta jornada, la primera de ellas se inició con la reflexión de su moderador, Aquilino Molinero, detallando que es un hecho indiscutible que la población española, como en la mayoría de los países, está envejeciendo debido a que en España el aumento de la esperanza de vida y la disminución de la natalidad. Atendiendo al número de conductores, Molinero indicó que los conductores de más de 70 años representan ya el 9% del total de las 26 millones de personas que tienen un permiso o licencia de conducción en España.

Participantes de la primera mesa debate “Movilidad y Accidentalidad”; de izquierda a derecha, Jacobo Díaz, Director General de la Asociación Española de la Carretera; Rosa Ramírez, Subdirectora General de Análisis y Vigilancia Estadística de la Dirección General de Tráfico; Aquilino Molinero, moderador de la mesa; Cristina Zamorano, Jefa del Centro de Seguridad Vial en Autopistas y Paco Canes, presidente de la Asociación de Víctimas de Accidentes “DIA”.

Como representante de la DGT, la subdirectora general de análisis y vigilancia estadística de la Dirección General de Tráfico (DGT), Rosa Ramírez, declaró en esta primera mesa la complejidad de esta temática, a la vez que mostró su agradecimiento por abordarla desde la organización. Señaló que las personas con más de 70 años que conducen sufren una estigmatización social (“muchas veces estamos analizando a estos conductores basándonos en creencias y no en información”), la cual no atiende a los datos oficiales de Tráfico, y que indican que son el colectivo que menos riesgos asume y menos accidentes provocan (las estadísticas les sitúan a la cola en sanciones y pérdida de puntos, porque incurren en menos excesos por velocidad y el consumo de alcohol y drogas, que son los factores de más riesgo al volante). Ramírez indicó que existe una mayor tasa de mortalidad en carretera entre los mayores de 65 años, pero que esto se debe a que son personas más frágiles ante las lesiones, “lo que hace que su probabilidad de morir sea mucho más alta” (el 28% de los conductores fallecidos son mayores de 65 años). La subdirectora, como médico que es a su vez, pidió también la implicación de las familias y las administraciones sanitarias (ha solicitado que se integre al sector sanitario en este tipo de controles rutinarios, para hacerlos más completos), con el fin de que notifiquen a las jefaturas provinciales de tráfico, y dado que es posible realizarlo, aquellos casos en los que crean que un conductor mayor no está en condiciones de sentarse al volante.

La Subdirectora General de Análisis y Vigilancia Estadística de la Dirección General de Tráfico, Rosa Ramírez, mostrando que el descenso en la última década de fallecidos en el grupo de conductores de más de 65 años fue de en un 21%.

 

El segundo participante de esta primera mesa, el director general de la Asociación Española de la Carretera, Jacobo Díaz, señaló que uno de los retos a los que se enfrenta España es mejorar su red de carreteras convencionales. Para Díaz, los 30.000 kilómetros que forman este tipo de vías, donde se registra la mayor parte de los accidentes, no son lo suficientemente “autoexplicativas”, lo que quiere decir que no son fáciles de interpretar por el conductor a través de las señales. “Las carreteras convencionales deberían ser más homogéneas, lo que se puede conseguir usando un determinado tipo de intersecciones que se repita constantemente, frente al actual modelo que contempla el uso de hasta 42 tipos diferentes dependiendo de la situación de la vía y sus condiciones geográficas” indicó Díaz, . Jacobo terminó su intervención indicando que “nuestro problema es sensibilizar a los mayores”.

Jacobo Díaz, Director General de la Asociación Española de la Carretera, detallando cómo se encuentra nuestra red viaria a día de hoy en relación a este colectivo de conductores.

 

Continuando con la infraestructura, tanto Jacobo Díaz como la Jefa del Centro de Seguridad Vial en “Autopistas”, Cristina Zamorano, coincidieron que en nuestras carreteras tenemos a veces un problema de sobrecarga de información (sobre todo en intersecciones, rotondas,..), lo cual es incompatible con una rápida y segura toma de decisiones por parte del conductor. Para evitar estas situaciones, Zamorano detalló por ejemplo que en sus 1.500 kilómetros de carreteras del Grupo Abertis, realizan auditorías e inspecciones de seguridad vial para trabajar por la prevención y sensibilización en todos los tipos de usuarios, en conjunción con lo que ellos denominan “Vision Zero+0 víctimas”.

Cristina Zamorano, Jefa del Centro de Seguridad Vial en Autopistas, explicando cómo desde “Autopistas” velan por una visión integral de la seguridad vial para todos los usuarios.

 

Llegando el momento de los derechos de los usuarios, la intervención de Paco Canes, presidente de la Asociación de Víctimas de Accidentes “DIA”, sirvió para reconocer que su conducción en ciudad no es la misma desde hace años, pero que la movilidad de todos es algo intrínseco y que se debe asegurar. Canes detalló que vamos hacia una conducción más fácil con lo que supondrá la llegada de los vehículos automatizados y conectados, aunque este hecho sea a medio-largo plazo según los cuatro participantes de esta mesa dado que supondrá el cambio de una flota de 30 millones de vehículos, que un vehículo automatizado no será igual de fácilmente recibido entre todos los usuarios, y sobre todo que pueda suponer una “enorme brecha” entre países desarrollados de los que menos recursos económicos posean.

Paco Canes, presidente de la Asociación de Víctimas de Accidentes “DIA”, durante su intervención para detallar cómo garantizar el derecho a la movilidad de todas las personas.

La primera mesa terminaría con la aportación por parte de una conductora de más de 70 años que se encontraba entre el público sobre “la posibilidad de identificar, de manera voluntaria, a estos conductores con una especie de “L” como se hace con los conductores noveles, para que el resto de usuarios sepan que están compartiendo la vía en ese momento con este tipo de conductores más susceptibles ante posibles lesiones en caso de accidente de tráfico”. Una pregunta más se formularía desde el público, por parte de un miembro de la Asociación Aspaym y que planteaba el hecho que “dado que es muy difícil que estos conductores reconozcan que están en malas condiciones, exista una especie de “reválida de conocimientos y condiciones psicofisicas””.

Después de un breve descanso, comenzaría la segunda mesa debate centrada principalmente en el factor humano y coincidiendo todos los participantes en que hacen falta más y mejores controles a estos conductores.

Participantes en la segunda mesa debate “Conducir a los 70 y a los 80”, de izquierda a derecha, Josep Ramírez, director gerente del Instituto Guttmann; Bonifacio Martín, Secretario General Asociación Española de Centros Médicos; Sergi Loughney, moderador de la mesa y Luis Montoro, Presidente de FESVIAL.

El Dr. Josep Ramírez, del Instituto Guttmann, comenzó su intervención indicando que el vehículo está relacionado con la calidad de vida y la movilidad, y entre todos tenemos que mejorar las actitudes y las aptitudes de los conductores de más de 65 años (“todo el entorno puede mejorar cuando pensamos que estos conductores han venido para quedarse, de ahí que debamos mejorar el entorno”). De igual manera, Josep propuso que a los conductores hay que informales para que sepan sus limitaciones, de ahí que propusiese a la DGT que ponga a disposición de todo el mundo en internet exámenes para que los conductores mayores puedan autoevaluar de forma gratuita sus capacidades cognitivas, así como programas de mejora de sus funciones al volante.

Josep Ramírez, director gerente del Instituto Guttmann, informando sobre el hecho de tener diabetes aumenta el 1,5% la probabilidad de sufrir un accidente.

 

La intervención de Bonifacio Martín, secretario general de la Asociación Española de Centros Médicos Psicotécnicos (Asecemp), hizo especial hincapié en que “Tenemos el mejor sistema de psicotécnicos del mundo y está infravalorado”. Martín pidió a las administraciones que haya más inspecciones a los centros para que los tests a los conductores sean de calidad, y que se les dé la debida formación sobre las condiciones que deben reunir automovilistas de más riesgo como los mayores. Bonifacio concluyó su intervención indicando que no debe haber límite de edad en los conductores no profesionales (conductores ordinarios), pero sí en los profesionales, indicando que “no le parece razonable que un conductor de 70 años pueda llevar un camión”.

Bonifacio Martín, Secretario General Asociación Española de Centros Médicos, afirmando que España posee el mejor modelo de exámenes psicotécnicos del mundo, aunque esté infravalorado por la necesidad de formación de sus profesionales. 

Para Luis Montoro, presidente de la Fundación para la Seguridad Vial (FESVIAL), consideró como una “barbaridad” que las revisiones del carné se hagan cada cinco años a una edad avanzada, cuando a los vehículos se les exige una vez al año al poco tiempo de salir de fábrica. Montoro mostró algunas cifras de estudios realizados por FESVIAL indicando por ejemplo que “el 95% de los conductores con más de 5 años de permiso, independientemente de la edad, suspendería si tuviese que realizar el examen teórico a día de hoy”, por lo que aconseja “reciclar” a todos los conductores. Luis indicó también que tenemos un anexo en el reglamento de conductores en el que se detallan en más de 25 páginas las enfermedades que podrían dar lugar a la denegación del permiso de conducir, lo cual es algo envidiable en Europa, pero el problema es que no se aplica. Luis Montoro terminaría esta mesa redonda pidiendo a la administración que mejore la señalización vial (hay carteles que con el mero hecho de ponerlos en mayúscula se leerían mejor y más rápido), pidiendo que se trabaje en el problema de la automedicación de este colectivo de conductores, y pidiendo que se realice una guía de recomendaciones para que estos conductores no sufran accidentes (por ejemplo, sobre la conducción nocturna).

 

Luis Montoro, Presidente de FESVIAL, detallando los tipos de problemas que existen hoy en día en la conducción de este colectivo, desde un punto de vista del factor humano.

El director de la Fundación Abertis, Sergi Loughney, concluyó la Jornada afirmando que su institución remitirá las propuestas formuladas por los expertos a la Comisión de Seguridad Vial del Congreso y a los grupos parlamentarios con el único fin de “Que la reflexión que hoy hemos hecho, con aportaciones y reflexiones tan importantes, sirvan para un buen camino”.

Escribe una respuesta